Blog

Publicaciones y artículos de interés

Laparoscopia

Colelitiasis o piedras en la vesícula. La colecistectomía laparoscópica

Publicado el 17/07/2018


La colelitiasis o piedras en la vesícula es uno de los problemas del aparato digestivo más comunes. Consiste en la formación de los conocidos cálculos biliares en la vesícula, un órgano cuya forma recuerda a una pera y que se encuentra adherido al hígado, o en los conductos biliares que lo comunican con el resto de órganos del sistema digestivo.

La función de la vesícula es el almacenamiento de la bilis hasta que se lleva a cabo la ingesta de comida diaria. En este momento, la vesícula envía la bilis a través de los conductos biliares hasta el intestino delgado, donde ayuda en la digestión. La necesidad de la bilis es especialmente importante cuando se ha ingerido gran cantidad de alimentos ricos en grasa, ya que son de digestión más complicada y requieren de un mayor esfuerzo por parte de nuestro sistema.

El tamaño de estos cálculos puede variar desde un grano de arena hasta una pelota de golf en los casos más extremos.

La colelitiasis puede ser de dos tipos dependiendo del compuesto principal:

Cálculos biliares de colesterol. Se trata del tipo de colelitiasis más común y a pesar de lo que se pueda pensar, no están relacionados con los niveles de colesterol en sangre. Se produce debido a que el colesterol que excreta el hígado es superior a la capacidad de la bilis para disolverlo, favoreciendo la formación de los cálculos biliares.

Cálculos biliares de bilirrubina (cálculos pigmentarios). Este tipo de colelitiasis se forma cuando los glóbulos rojos se descomponen, produciendo bilirrubina en exceso debido a algún tipo de problema médico causando una incapacidad de la bilis para disolverla, formando lo que conocemos como cálculos biliares pigmentarios.

Otro tipo de cálculos biliares que se pueden formar puede deberse a problemas de vaciado de la vesícula biliar, ya que si no se vacía del todo bastante a menudo la bilis puede llegar a tener una concentración muy alta y favorecer la formación de la colelitiasis (cálculos biliares).

Causas de la colelitiasis

Las causas que favorecen la formación de colelitiasis son variadas y en la mayoría de casos, la aparición de los cálculos biliares se debe a una conjunción de varios de estos factores de riesgo. A continuación enumeramos algunos de los factores relacionados con la aparición de colelitiasis biliar:

Ser mujer. Las mujeres tienen muchas más posibilidades de sufrir colelitiasis que los hombres.

Ser mayor de 40 años. En la gran mayoría de casos, tanto en hombres como en mujeres, los casos sintomáticos de colelitiasis se producen en personas de edades superiores a 40 años.

Sobrepeso. El sobrepeso y el sedentarismo son dos factores que en general no son buenos para la salud, siendo un factor muy importante en la aparición de los cálculos en la vesícula debido a los malos hábitos de alimentación que llevan a este estado (Comidas muy grasas, sobreesfuerzo intestinal, etc).

Factores hereditarios. Se ha detectado que en algunos casos, las personas en cuyas familias existían casos previos de colelitiasis, son más proclives a sufrir de este problema.

Diabetes. Las personas con diabetes deben llevar una vida saludable para evitar cualquier tipo de problema en general.

Cirrosis hepáticas o infecciones de los conductos biliares. Causan un aumento de la bilirrubina formando los cálculos pigmentarios.

Extracción de vesícula por laparoscopia

La operación de vesícula por laparoscopia para el alivio de los síntomas de las complicaciones de la colelitiasis consiste en la introducción en la cavidad abdominal de una mini-cámara que cuenta con una luz en su extremo distal y está conectada mediante fibra óptica a un monitor donde el cirujano puede ver el interior del paciente.

La parte diferenciadora de esta técnica sobre la cirugía abierta es que el médico tan sólo necesita de 3 mini-incisiones en la zona abdominal para introducir la cámara y el instrumental quirúrgico para extirpar la vesícula. Esto tiene como ventaja evitar la importante cicatriz de la cirugía abierta y reducir el tiempo de recuperación postoperatorio y las posibilidades de complicación, ya que el cuidado de la herida es mucho más sencillo.


Compartir 

           


Descarga nuestra APP

APP Dr. Ruiz Rabelo ya disponible para iOS y Android: Toda la información en tu bolsillo