Modo demo: Página no visible públicamente sin contratación de sevicio. Aceptar

Blog

Publicaciones y artículos de interés

  Laparoscopia

Técnica laparoscópica para la hernia inguinal

Publicado el 17/07/2018



La hernia inguinal es una de los problemas de pared abdominal más frecuentes. Normalmente se trata de un “bulto” o tumoración en la region inguinal, suele ser doloroso sobre todo con los esfuerzos, largas horas de pie o al final de un día de trabajo físico intenso. La cirugía laparoscópica de la hernia inguinal permite una más rápida recuperación y sobre todo mucho menos dolor.

Una hernia es un defecto o espacio en los tejidos consistentes que forman los músculos. Esta debilidad provoca la protusión o salida de un “bulto”. De la misma manera el contenido interno abdominal tiende a salir a través de dicho defecto produciendo los síntomas característicos de la hernia inguinal: dolor, quemazón y síntomas en la región púbica. Cuando existe tumoración palpable la hernia ya está establecida, suele tratarse de un bulto que entra y sale.

Tanto hombres como mujeres pueden padecer hernias de la región inguinal. Aunque la hernia inguinal suele ser más frecuente en varones.

Por definición una hernia nunca mejora con el tiempo y el único tratamiento es quirúrgico. Los bragueros y sistemas de presión sobre la región inguinal están contraindicados. No existe ningún ejercicio físico o fisioterapia que pueda resolver una hernia inguinal.

¿Cómo puedo saber si tengo una hernia?

1. Las regiones anatómicas más frecuentes son: ingle (inguinal/crural), ombligo (umbilical) y zonas abdominales en las que se ha realizado cirugía previa (incisional).

2. Es fácil reconocer una hernia. Puedes notar un bulto bajo la piel. Normalmente se acompaña de dolor y disconfort cuando coges objetos pesados, toses, molestias al orinar o al defecar. Generalmente suele molestar si se está de pie muchas horas.

3. El dolor puede ser agudo o un dolor sordo que empeora y se hace mayor al final del día.

4. Un dolor continuo y mantenido, mayor de lo normal junto con una tumoración no reductible puede indicar que la hernia esté incarcerada o estrangulada. En ese caso debe contactar inmediatamente con un servicio de urgencias médicas para valoración por un cirujano.

¿Qué produce una hernia inguinal?

La pared abdominal tiene áreas naturales de posible debilidad. Las hernias pueden producirse en estas localizaciones debido a un esfuerzo mantenido, el paso de los años (edad), daño, cirugía previa o debilidad desde la infancia. Cualquier persona puede desarrollar una hernia inguinal. La mayoría de las hernias en niños son congénitas pero en adultos suelen asociarse a episodios de esfuerzos importantes mantenidos, tos persistente, dificultad para la defecación o la micción.

¿Tiene ventajas la cirugía laparoscópica?

La cirugía laparoscópica de la hernia se realiza mediante la introducción de un endoscopio y dos pequeñas pinzas en la cavidad extraperitoneal que existe entre la hernia y las visceras abdominales. Los pacientes intervenidos mediante esta técnica tienen una recuperación más corta y menos dolor que los intervenidos mediante cirugía abierta.

¿Soy candidato a cirugía laparoscópica?

Sólo tras un examen por un cirujano con experiencia se puede indicar un abordaje abierto o laparoscópico. El procedimiento puede no ser seguro para pacientes con cirugía previa de próstata o enfermedades de base importantes. Si te interesa saber más puedes consultar con nuestro equipo solicitando una cita a través de nuestra página de contacto.

Compartir          


Descarga nuestra APP

APP Dr. Ruiz Rabelo ya disponible para iOS y Android: Toda la información en tu bolsillo