Modo demo: Página no visible públicamente sin contratación de sevicio. Aceptar

Blog

Publicaciones y artículos de interés

  Bariátrica

Bypass gástrico y embarazo: Beneficios en mujeres que quieren ser madres.

Publicado el 17/07/2018


La cirugía bariátrica en mujeres obesas mejora la fertilidad haciendo diez veces más probable el embarazo. Además, este tipo de cirugía reduce el riesgo de cesárea y de problemas en el neonato según un estudio presentado recientemente en el congreso de la ACS (American College of Surgeons) celebrado en octubre del 2016 y recientemente publicado.

Los resultados se derivan de una revisión sistemática y meta-analisis que incluye mas de 350.000 mujeres, de las cuales 11.000 que se realizaron una cirugía de reducción gástrica. El bypass gástrico puede considerarse el tratamiento más efectivo para mujeres obesas a la hora de aumentar las probabilidades de embarazo frente al tratamiento farmacológico y nutricional. La tasa de nacimientos vaginales frente a cesáreas fueron mucho mayores en las pacientes que se sometieron a una cirugía bariátrica, que además podrían estar también expuestas a una mayor tasa de macrosomía fetal y edad gestacional avanzada. El bypass gástrico podría tener un gran impacto en este grupo de población, sobre todo en programas de reproducción asistida donde la edad de la futura madre y la obesidad se están convirtiendo en un problema frecuente para los especialistas de la reproducción que se sienten presionados por pacientes que demandan una tasa alta de embarazo.

El estudio publicado incluyó trabajos de 5 centros entre el 2000 y 2016 en los que se demostró que la tasa de cesáreas en pacientes que se operaron mediante cirugía bariátrica fue del 39% frente al 60% en mujeres obesas no intervenidas. También se encontraron menos bebés con macrosomía, es decir, niños nacidos con más de 4 kg de peso entre las madres sometidas a cirugía previa ( 2% frente al 7% en obesas).

En cuanto a los riesgos para la madre y el feto, los estudios recientes aconsejan un período de al menos 6 meses tras la cirugía en los que se evite el embarazo o la transferencia de embriones. Sin embargo los expertos no han encontrado impacto negativo en el feto incluso en madres que han quedado embarazadas antes de ese período de tiempo por lo que se ha considerado a esta cirugía como muy segura. No obstante el control estrecho del estado nutricional de la madre y el feto debe ser la norma en las pacientes que se queden embarazadas tras realizarse una cirugía de reducción gástrica. Los efectos beneficiosos de un bypass gástrico son muy superiores a los posibles deficits nutricionales en la madre. Se aconseja por parte de los expertos un aporte de vitaminas y un control obstétrico estándar para este grupo de pacientes sin necesidad de protocolos diferentes a los que se sometería cualquier embarazada.

Compartir          


Descarga nuestra APP

APP Dr. Ruiz Rabelo ya disponible para iOS y Android: Toda la información en tu bolsillo