Blog

Publicaciones y artículos de interés

Bariátrica

ESTUDIO PREOPERATORIO CIRUGÍA BARIÁTRICA: QUE PRUEBAS NECESITO ANTES DE UNA CIRUGÍA DE OBESIDAD.

Publicado el 25/07/2018


Son muchos los pacientes que preguntan sobre este tema. En general se entiende por estudio preparatorio al conjunto de pruebas necesarias para poder someterse a una cirugía bariátrica. La mayoría de los pacientes que se van a someter a un bypass gástrico o a una gastrectomía vertical (manga gástrica) suelen tener asociado algún que otro problema de salud. La diabetes mellitus, la hipertensión arterial y la apnea obstructiva del sueño son las patologías que con más frecuencia se asocian a la obesidad. El estudio preparatorio irá encaminado a evaluar estas comorbilidades y tener seguridad de que están controladas en el momento de la cirugía. Generalmente el estudio preanestésico termina con la visita al anestesista, idealmente a la persona o personas que se ocuparán de realizar la anestesia el día de la cirugía.


El estudio básico de cualquier preparatorio consta en una analítica general básica y una radiografía de torax. Para los menores de cuarenta años la radiografía de tórax no es obligatoria si bien se hará una estimación personalizada de la necesidad de dicha prueba. En cuanto a la analítica suele completarse a las realizadas por el endocrino o internista si el paciente lleva un seguimiento reciente por el mismo. 


Apnea Obstructiva del sueño. En caso de estar usando un soporte ventilatorio para dormir (CPAP) el paciente debe llevar un tiempo adaptado al mismo. Si es un paciente con una apnea severa debe realizarse estudio reciente por su neumólogo con una gasometría y espirometrías cercanas a la intervención.


Diabetes Mellitus. Normalmente si es una diabetes bien controlada con insulina o antidiabéticos orales no es necesario un estudio especial. El paciente diabético debe tener glucemias controladas en el momento de la cirugía y el período de ayuno preoperatorio debe estar supervisado individualmente. Generalmente al ingreso el paciente suele tener un suero glucosalino y control de glucemias antes y durante la cirugía.


Hipertensión arterial. Los pacientes hipertensos deben tomar su medicación habitual hasta el mismo día de la cirugía. Esta medicación suele manejarse individualmente puesto que una vez operados la necesidad de tratamiento para la hipertensión suele disminuir desde los días posteriores a la intervención (sobre todo en el caso del bypass gástrico).

Compartir 

           


Artículo de opinión sobre Cirugía Bariátrica en la Voz de Córdoba

Publicado el 17/07/2018


Estar gordo hoy, es tener una enfermedad y un problema. Los consejos de “amigos” que sin pudor te dicen “tienes que comer menos” o “deberías adelgazar” merman tu autoestima hasta que ya no ves salida.

Un gordo hoy en día es casi un apestado. Sienten en sus carnes el rechazo social y sobre todo, se va dañando su autoestima cada día. Los cánones estéticos y sociales junto a los commetarios de “amigos” que quieren “ayudar” y sin pudor dicen “tienes que comer menos” o “deberías intentar adelgazar” son demoledores. Cuando ya no ves salida, la luz al final del túnel se llama Cirugía Bariátrica.

¿Por qué aún en España y por extensión en Andalucía y en Córdoba no se trata a un obeso como a una persona enferma? ¿Por qué tiene que sentirse siempre juzgado y cualquiera con autoridad para hundirle más recordándole lo fácil que es “comer menos” y no “dejarse tanto”?

La obesidad es considerada una de las enfermedades más difíciles de afrontar y será casi una plaga en breve, pero aún sabiendo esto, es de las pocas en las que en el fondo se considera que la culpa es del enfermo. ¡Qué coma menos! Semejante crueldad sólo se practica con los gordos. Con nadie más. Y es que todo obeso que se precie y que se rebele contra su situación lo ha intentado todo: batidos, pastillas, contar puntos, disociación… e incluso, balones intragástricos que se plantean como solución definitiva cuando en la mayoría de los casos son pan para hoy y hambre para mañana (en sentido literal y figurado).

Pues bien, existe una luz al final del túnel que se llama Cirugía Bariátrica, aunque curiosamente casi nadie la plantea y su mala fama le precede: problemas digestivos, complicaciones en la cirugía, limitaciones para comer… hasta donde hemos podido saber, hoy por hoy nada es cierto. Quizá lo fuera antes, con cirugías abiertas y técnicas más antiguas.

Hoy en día, el éxito está casi asegurado. En la Clínica Ifem hemos encontrado un cirujano, Juan Francisco Ruiz Rabelo, cuya técnica de bypass BAGUA de una sola anastomosis asegura resultados extraordinarios, con recuperación total y rápida.

En resumen, aunque lo mejor es informarse, porque la info

Compartir 

           


RECUPERACIÓN TRAS UN BYPASS GÁSTRICO: ALIMENTACIÓN, TIEMPO DE INCORPORACIÓN AL TRABAJO Y ACTIVIDAD FÍSICA

Publicado el 17/07/2018


Muchos pacientes nos preguntáis como será vuestra recuperación en los días y semanas que siguen a una intervención por Bypass Gástrico.

A continuación vamos a desglosar los diferentes aspectos a tener en cuenta justo después de la intervención y a medio plazo.

DÍAS DE INGRESO HOSPITALARIO Y CIRUGÍA:

    - Normalmente la estancia hospitalaria es de 24 - 48 horas: Una vez ingresas y se realiza la intervención el tiempo estimado de permanencia en el hospital suele ser dos días aunque en pacientes sin factores de riesgo pueden estar en casa a las 24 horas de la intervención.

    - El procedimiento quirúrgico dura entre 50 minutos y 2 horas dependiendo de las características del paciente. Normalmente el tiempo de cirugía no suele sobrepasar la hora y media.

    - ¿Necesitaré ir a la UCI?: Es una pregunta frecuente que nos hacéis. Normalmente el paciente estará 2 horas en recuperación sin necesidad de pasar por la unidad de cuidados intensivos.

    - En la mayoría de pacientes no es necesario el uso de drenajes ni sonda vesical para orinar por lo que el postoperatorio es más cómodo. Se suele pautar analgesia intravenosa mientras el paciente es hospitalizado y luego es dado de alta con analgésicos orales habituales durante tres días.

    - El paciente tolera líquidos a las 6 horas de la cirugía y es levantado al sillón. A las 12 horas está caminando. En el bypass gástrico de una anastomósis o BAGUA este tipo de recuperación es incluso más rápida por lo que muchos pacientes se levantan y caminan entre las 4-6h de la intervención.

    - Durante el ingreso el paciente se alimenta de Lácteos desnatados, caldo desgrasado e infusiones.

RECUPERACIÓN AL ALTA: CUANDO PUEDO INCORPORARME AL TRABAJO

    - La mayoría de los pacientes se incorporan al trabajo en una o dos semanas. No se recomienda incorporarse a tareas exigentes antes de las tres semanas pero para un trabajo de oficina el paciente podría estar sentado en su lugar de trabajo a los 7 días de la intervención. Si el trabajo es físico o muy extenuante debe prolongarse al menos a las tres semanas.

    - Todos los pacientes deben hacer una vida normal sin esfuerzos cuando se van de alta. Deben realizar paseos diarios y no permanecer sentados o en la cama durante horas por lo que el paciente comienza dando paseos de 20 minutos al día siguiente del alta hasta alargar esos paseos a 30-40 minutos a la semana de la cirugía.

    - Normalmente las heridas estarán completamente cicatrizadas a las tres semanas.

TIPO DE DIETA Y TIEMPO HASTA LA INGESTA NORMAL DE SÓLIDOS

    - El paciente hará una dieta de transición que irá desde los líquidos claros pasando por purés y cremas de verduras hasta la dieta sólida en un tiempo no superior a tres semanas. Durante los primeros días el paciente se alimenta de batidos de proteínas, caldos y lácteos desnatados, luego se incorporan los estofados y cremas de verduras y se va pasando por alimentos fáciles de masticar y digerir hasta incorporarse a una dieta normal.

    - ¡La buena noticia es que no tendrás ni una cuarta parte de hambre que antes!

CUANDO HACER EJERCICIO NORMALMENTE

    - Generalmente el ejercicio físico se recomienda a partir de un mes y medio de la cirugía y los 6 meses. El paciente debe realizar una vida activa y no "cargarse en exceso" ya que una lesión en los primeros meses sería fatal. A partir de los 6-8 meses de la cirugía se podrían incorporar ejercicios más exigentes. Todo esto dependerá por supuesto de la edad, condición física y peso de partida del paciente.

COMO SERÁ LA PÉRDIDA DE PESO.

    - Ten en cuenta que la mayoría del exceso de peso se pierde en los 6 - 9 meses tras la cirugía. En ese tiempo es donde más "kilos" vas a perder. Muchos pacientes quieren saber un peso aproximado e incluso a otros les preocupa perder en exceso. Todo es más previsible si sigues nuestras recomendaciones al 100%.

Y recuerda: la obesidad es una enfermedad compleja y multifactorial. Atendiendo todos los aspectos y siguiendo nuestras pautas el camino será mucho más sencillo.


Compartir 

           


OBESIDAD Y DIABETES TIPO 2. UNA ASOCIACIÓN CADA VEZ MAS FRECUENTE.

Publicado el 17/07/2018


La Diabetes Mellitus tipo 2 es la forma más común de diabetes y la Obesidad es la primera causa que la produce. Existe un aumento en la prevalencia de diabetes en los últimos años en España, siendo Andalucía una de las regiones más castigadas.

Algunas de las enfermedades que se asocian con las diabetes son aquellas que aumentan el riesgo cardiovascular, los infartos de miocardio, la ceguera, el fallo renal, las neuropatías, la impotencia, la depresión y el deterioro cognitivo. Existe un mayor riesgo de muerte por cancer en aquellos pacientes que sufren diabetes tipo 2 y obesidad así como también mayor riesgo de muerte premature, reduciéndose la esperanza de vida unos 12-14 años respecto a una persona de la misma edad que no sufre esta enfermedad.

El tratamiento de la diabetes tipo 2 incluye los cambios en el estilo de vida (perder peso, hacer dieta y ejercicio) y la medicación (antidiabéticos). El tratamiento está orientado a mantener niveles de azucar en sangre en unos límites determinados y la adherencia al tratamiento por parte del paciente es muy importante. Generalmente la diabetes tipo 2 empeora con el tiempo y suele ser frecuente ver pacientes que comienzan con antidiabéticos orales y tienen que recurrir a la insulina para mantener los niveles de glucosa en rangos aceptables. Es por ello que este tipo de diabetes se considera una enfermedad progresiva y crónica.

CIRUGÍA METABÓLICA PARA LA DIABETES TIPO 2.

La cirugía metabólica mejora la diabetes tipo 2 en el 90% de los pacientes a través de varios mecanismos:

- Disminuye los niveles de glucose en sangre.

- Reduce la dosis de medicación necesaria.

- Mejora otras condiciones asociadas como el sobrepeso y la hipertensión arterial.

La cirugía cura la diabetes tipo 2 en el 78% de los pacientes:

- Reduciendo los niveles de glucosa a rangos de normalidad.

- Eliminando la necesidad de insulina y antidiabéticos orales.

Esto suele ser frecuente en fases iniciales de la enfermedad (cuando el paciente lleva menos de 8 años utilizando la medicación).

QUE CIRUGÍA ES LA MÁS IDÓNEA PARA LA DIABETES TIPO 2

Las siguientes son las técnicas recomendadas para esta enfermedad:

- Bypass gástrico en Y de Roux

- Bypass gástrico de una anastomósis o BAGUA

- Cruce duodenal o SADIs

- Técnica de Scopinaro

Las técnicas restrictivas como la Gastrectomía Vertical o Manga Gástrica y la Banda son de ayuda pero se han mostrado menos eficaces para resolver la diabetes tipo 2 a largo plazo.

Compartir 

           


EL EJERCICIO EN PACIENTES TRAS CIRUGÍA DE LA OBESIDAD

Publicado el 17/07/2018


EL EJERCICIO EN PACIENTES TRAS LA CIRUGÍA DE LA OBESIDAD

IMPORTANCIA DEL EJERCICIO: MAYOR PÉRDIDA DE PESO, MEJOR AUTOESTIMA, MEJOR ESTADO FÍSICO.

El éxito de la cirugía bariátrica radica en tres pilares fundamentales: Seguir una dieta apropiada, tener apoyo y consejo continuo por parte del equipo que lo trata y realizar una vida activa desde el punto de vista físico.

Si no sigues una dieta adecuada tras la cirugía tendrás la sensación de estar enfermo y la posibilidad de que a la larga aparezcan carencias nutricionales es mucho mayor. Es fundamental que sigas los consejos de tu cirujano, endocrino y nutricionista. Con el ejercicio ocurre lo mismo. A la mayoría de los pacientes le cuesta arrancar pero hay razones por las que el ejercicio es muy importante para pacientes sometidos a cirugía bariátrica:

1. Haciendo ejercicio se consiguen antes y se mantienen más en el tiempo el peso ideal marcado como objetivo.

2. El ejercicio mejora el estado de ánimo y la sensación física de bienestar.

CUANDO DEBES EMPEZAR CON EL EJERCICIO

Desde el alta de la intervención el paciente debe caminar 20 o 30 minutos al día. Debe empezar con un paso suave y aumentar gradualmente el ritmo. El paciente también puede partir los paseos en dos o tres al día de unos 10 minutos si no se siente con la energia suficiente.

Entre 4 y 6 semanas después de la cirugía el paciente comienza a realizar paseos más largos y a ritmo más vivo que le deben permitir hablar con normalidad sin ahogarse. También debe hacer periódicamente tablas de ejercicios para mejorar el tono muscular. Más adelante es recomendable una rutina de al menos 3 días a la semana de ejercicio cardiovascular en piscina, spinning o elíptica además de estiramientos y ejercicios de flexibilidad. El ejercicio debe planificarse con tiempo y debe ser gradual ya que una lesion puede significar un parón en seco que nunca sería recomendable.

Cada paciente debe ser asesorado individualmente ya que nos encontraremos ante personas de diferentes edades y limitaciones físicas.

CONSEJOS FUNDAMENTALES

- Establece unos objetivos razonables y revisalos según los vayas consiguiendo

- Haz ejercicio en pareja o con tus amistades

- No sigas siempre la misma rutina, varía los ejercicios para no aburrirte

- Manten el tiempo de tus ejercicios, se constante

- Comparte tus progresos y pide consejo

Mantente positivo y no dejes de animarte a ti mismo

Valora la posibilidad de ir a un gimnasio pero no dejes de realizar actividad física al aire libre.

Compartir 

           


CALCULADORA DE MASA CORPORAL Y RIESGO CARDIOVASCULAR: DOS HERRAMIENTAS DE GRAN AYUDA PARA EL OBESO

Publicado el 17/07/2018


CALCULADORA DE ÍNDICE DE MASA CORPORAL

El IMC o índice de masa corporal (Índice de Quetelet) es una medida que asocia la talla y el peso de una persona. Ten en cuenta que este resultado es relativo.En el siguiente enlace puedes calcular tu IMC y saber en que situación de sobrepeso te encuentras. Ten en cuenta que este resultado es relativo. PUEDES DESCARGAR UN FICHERO ADJUNTO EN LA BARRA INFERIOR CON LA TABLA DE IMC POR EDADES (Descargar fichero adjunto). 

CALCULADORA DE RIESGO CARDIOVASCULAR

Con esta herramienta puedes tener una idea del riesgo de sufrir cualquier problema cardiovascular: Infarto al miocardio, Ictus o hemorragia cerebral.

Compartir 

           


Síndrome metabólico y Diabetes

Publicado el 17/07/2018


El síndrome metabólico, uno de los principales causantes de mortalidad entre adultos se enmarca dentro de la epidemia de diabetes que sufre España ya que aumenta cinco veces el riesgo de padecerla. Además, el 50% de las muertes en la población de más de 60 años ocurre por enfermedades derivadas de él; en mujeres, estos fallecimientos son más frecuentes por diabetes mellitus tipo 2; en hombres, por enfermedades cardiovasculares.

Los trastornos que conforman este síndrome incluyen la obesidad central (aumento de grasa abdominal), dislipidemia (niveles altos de triglicéridos y colesterol LDL), hipertensión arterial, hiperglucemia (niveles altos de glucosa en la sangre), hiperinsulinemia (niveles altos de insulina, hormona que controla el metabolismo de carbohidratos y grasas) y estado proinflamatorio (favorece la inflamación del organismo) y protrombótico (favorece la formación de trombos o coágulos conducen al agotamiento de las células beta-pancreáticas, las cuales producen y liberan la insulina.

 En los centros de salud de España, el propósito del tratamiento médico del síndrome metabólico es retrasar la aparición de las alteraciones clínicas de la diabetes mellitus tipo 2. Esta diabetes es sistémica porque ocasiona alteraciones en todo el organismo, no es sólo un problema del páncreas. Personas con obesidad cursan con una variedad de patologías derivadas del síndrome metabólico. Se sabe, por ejemplo, que 70% de los individuos obesos padece hígado graso, el cual puede derivar en cirrosis hepática y cáncer.

Células beta-pancreáticas

Se ha encontrado una alteración en el proceso de liberación de la insulina, que consiste en un cambio en las propiedades eléctricas de las células beta-pancreáticas y, en particular, en la regulación de ciertos canales iónicos de calcio. Las células beta-pancreáticas tienen en su membrana canales de calcio con poros acuosos, cuya apertura es sensible al voltaje. Cuando la actividad eléctrica de las células cambia, estos poros se abren para que entre el calcio que hay en la sangre y se libere la insulina.

 A medida que la dieta hipercalórica se establece en nuestra vida, la insulina liberada ya no es suficiente para equilibrar el metabolismo, por lo que el organismo demanda a las células beta-pancreáticas que produzcan más. Sin embargo, éste es sólo un mecanismo compensatorio que provoca hiperinsulinemia, la cual a su vez lleva más rápidamente al agotamiento de las células beta-pancreáticas.

Por esta razón, cuando el daño todavía no es muy grande, algunos fármacos mejoran a los pacientes diabéticos, ya que restablecen temporalmente el mecanismo que libera a la insulina. Ahora bien, conforme progresa el síndrome metabólico, las células beta-pancreáticas terminan por agotarse, por lo que el mecanismo de liberación de la insulina es, en última instancia, molecular.

 Cirugía metabólica:

Actualmente la denominada cirugía metabólica intenta mejorar la vida de pacientes con este síndrome metabólico establecido mediante la realización de un bypass gástrico. La cirugía bariátrica de este tipo ha demostrado ser el tratamiento más efectivo en pacientes diabéticos, sobre todo cuando la enfermedad se ha establecido en los primeros años. Las tasas de remisión parcial y total es muy superior en pacientes a los que se realizó la cirugía, sobre todo cuando se indica en pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2. Más del 60% de los pacientes con diabetes que se someten a cirugía presentan remisión de la enfermedad por encima de los 5 años y esta tasa aumenta al 85% cuando la cirugía se realiza en los primeros 8 años tras el diagnóstico de diabetes. De ahí la importancia de establecer un diagnóstico precoz e indicar la cirugía en los primeros años de diabetes.

Compartir 

           


Bypass gástrico y embarazo: Beneficios en mujeres que quieren ser madres.

Publicado el 17/07/2018


La cirugía bariátrica en mujeres obesas mejora la fertilidad haciendo diez veces más probable el embarazo. Además, este tipo de cirugía reduce el riesgo de cesárea y de problemas en el neonato según un estudio presentado recientemente en el congreso de la ACS (American College of Surgeons) celebrado en octubre del 2016 y recientemente publicado.

Los resultados se derivan de una revisión sistemática y meta-analisis que incluye mas de 350.000 mujeres, de las cuales 11.000 que se realizaron una cirugía de reducción gástrica. El bypass gástrico puede considerarse el tratamiento más efectivo para mujeres obesas a la hora de aumentar las probabilidades de embarazo frente al tratamiento farmacológico y nutricional. La tasa de nacimientos vaginales frente a cesáreas fueron mucho mayores en las pacientes que se sometieron a una cirugía bariátrica, que además podrían estar también expuestas a una mayor tasa de macrosomía fetal y edad gestacional avanzada. El bypass gástrico podría tener un gran impacto en este grupo de población, sobre todo en programas de reproducción asistida donde la edad de la futura madre y la obesidad se están convirtiendo en un problema frecuente para los especialistas de la reproducción que se sienten presionados por pacientes que demandan una tasa alta de embarazo.

El estudio publicado incluyó trabajos de 5 centros entre el 2000 y 2016 en los que se demostró que la tasa de cesáreas en pacientes que se operaron mediante cirugía bariátrica fue del 39% frente al 60% en mujeres obesas no intervenidas. También se encontraron menos bebés con macrosomía, es decir, niños nacidos con más de 4 kg de peso entre las madres sometidas a cirugía previa ( 2% frente al 7% en obesas).

En cuanto a los riesgos para la madre y el feto, los estudios recientes aconsejan un período de al menos 6 meses tras la cirugía en los que se evite el embarazo o la transferencia de embriones. Sin embargo los expertos no han encontrado impacto negativo en el feto incluso en madres que han quedado embarazadas antes de ese período de tiempo por lo que se ha considerado a esta cirugía como muy segura. No obstante el control estrecho del estado nutricional de la madre y el feto debe ser la norma en las pacientes que se queden embarazadas tras realizarse una cirugía de reducción gástrica. Los efectos beneficiosos de un bypass gástrico son muy superiores a los posibles deficits nutricionales en la madre. Se aconseja por parte de los expertos un aporte de vitaminas y un control obstétrico estándar para este grupo de pacientes sin necesidad de protocolos diferentes a los que se sometería cualquier embarazada.

Compartir 

           


Bypass gástrico de una anastomosis

Publicado el 17/07/2018


El bypass gástrico de una anastomosis o Mini-Gastric Bypass (conocido también como BAGUA) es una variante de cirugía bariátrica mixta (restrictiva y malabsortiva) con amplia aceptación por la IFSO (International Federation for the Surgery of Obesity and Metabolic Disorders).

El procedimineto consiste en una reducción gástrica calibrada mediante la utilización de endograpadoras, para a continuación realizar una única anastomosis a yeyuno aislando el tramo inicial de intestino delgado de unos 150-200 cm. La IFSO considera este procedimiento como una técnica segura con muy buenos resultados a medio y largo plazo en mantenimiento del peso, con la ventaja de que puede ser reversible.

El by-pass de una anastomosis prescinde de la llamada “asa alimentaria” al eliminar una segunda anastomosis yeyuno-yeynal, que obligaría a realizar una sección del intestino y el mesenterio, disminuyendo por tanto la irrigación sanguínea de los tejidos. Por esta razón se minimizan la posibilidad de complicaciones graves asociadas a esta segunda anastomosis intestinal, disminuyendo la tasa de fugas o fístulas intestinales debido a una mejor vascularización y aporte sanguíneo al reservorio gástrico. Otra de las relevantes ventajas que aporta esta modalidad de Bypass, es que la técnica es fácilmente revisable al mantener el acceso directo a través de una endoscopia a la única anastomosis entre el estómago y el intestino delgado.

Enlace a IFSO información para pacientes del Mini-gastric Bypass

Este nuevo modelo de Bypass gástrico consigue reducir el número de complicaciones que se asocian al Bypass gástrico en Y de Roux convencional, aportando excelentes resultados en pérdida de peso a medio y largo plazo.

Compartir 

           



Descarga nuestra APP

APP Dr. Ruiz Rabelo ya disponible para iOS y Android: Toda la información en tu bolsillo