Obesidad SIN Cirugía

Tratamiento de la Obesidad SIN Cirugía

Obesidad SIN Cirugía

Balón Ingragástrico por Endoscopia

Este método está enfocado para personas que padecen obesidad con un Índice de Masa Corporal que no sea mayor de 30, que a pesar de someterse a estrictas dietas y horas de gimnasio, no consiguen bajar de peso ni eliminar la grasa acumulada. El balón intragástrico es un complemento ideal para ayudar en los inicios de un cambio de hábitos en pacientes con sedentarismo crónico. 


Consiste en un globo de silicona flexible que se introduce en el estómago del paciente bajo sedación y por endoscopia, en el que se introducen unos 500cc de agua. Este balón se mantendrá alojado en la cavidad gástrica no más de 6 meses, y durante este tiempo el balón provocará una falsa sensación de saciedad, por lo que el paciente pasará a ingerir menor cantidad de alimentos y calorías y en consecuencia perderá peso progresivamente. A partir de los 6 meses de su colocación el organismo se habituará a tener un cuerpo extraño y desaparecerá el estímulo que provocaba sensación de saciedad precioz. 


De lo que se trata por tanto, es de cambiar los hábitos dietéticos y de estilo de vida desde el inicio del tratamiento, pues es en ese momento cuando el Balón Intragástrico tiene un mayor estímulo en la pérdida de peso y control de la ansiedad por la ingesta, siendo una ayuda muy importante. Tras los 2-3 primeros meses de su colocación el efecto de ayuda del balón irá progresivamente disminuyendo, y sólo si el paciente ha conseguido mantener unas pautas de dieta y ejercicio físico más o menos estrictas, no notará esta merma del efecto del balón en los siguientes meses y tras su retirada. 


Los resultados serán muy dependientes del cambio de hábitos del paciente, de ahí las altas tasas de fracaso del balón intragástrico, la insatisfacción de los pacientes pocos meses después de su retirada y el efecto rebote.


Por todo esto, es fundamental la valoración de un equipo experto en Obesidad que pueda ofrecerle un tratamiento integral de su problema. Es fundamental una adecuada indicación del tratamiento, evitando colocarlo en pacientes con un IMC mayor de 30 salvo que sea para preparar una cirugía bariátrica. Por desgracia, este procedimiento tan sencillo no sustituye una cirugía de la obesidad, al no conseguir resultados a medio y largo plazo.

Reducción Gástrica por Endoscopia POSE - APOLLO


Descarga nuestra APP

APP Dr. Ruiz Rabelo ya disponible para iOS y Android: Toda la información en tu bolsillo